Logotipo librería Marcial Pons
Las agencias de colocación mediante la forma jurídica de empresa de economía social

Las agencias de colocación mediante la forma jurídica de empresa de economía social

  • ISBN: 9788498369953
  • Editorial: Editorial Comares
  • Lugar de la edición: Granada. España
  • Colección: Trabajo y Seguridad Social
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 23 cm
  • Nº Pág.: 165
  • Idiomas: Español

Papel: Rústica
15,00 €
Sin Stock. Envío en 7/10 días.

Resumen

Esta es para mí una ocasión especial, porque mediante las siguientes líneas voy a presentar un estudio que abre grandes posibilidades teóricas y prácticas para buscar soluciones a uno de los peores efectos que estamos padeciendo en el momento actual de grave crisis económica, como es elevado número de personas desem?pleadas.
Sin entrar en valorar todos y cada uno de los elementos que han llevado a los países desarrollados a generar y padecer la gravísima crisis económica de los ya cuatro últimos años, si es conveniente resaltar que el periodo de bonanza económica de los doce años anteriores al inicio de la crisis se ha sustentado en un modelo económico donde el principio del libre mercado, se ha basado en un reducido control de los mercados por los poderes públicos acompañado de una escasa reglamentación de los mismos, lo que ha permitido que las actuaciones irresponsables de los agentes económicos asociadas a la permisibilidad de los gobiernos hayan propiciado malas prácticas financieras, que a su vez han alimentado burbujas inmobiliarias, haciéndonos ver que los ciudadanos éramos más ricos, mediante el incremento de nuestro patrimonio personal, y que éramos participes de lo que se ha venido en llamar el «capitalismo popular».
El cuento terminó, y hemos bajado a la realidad, no éramos tan ricos, aunque una minoría si se ha aprovechado de este liberalismo económico para serlo, y ahora toca pagar los desmanes y el descontrol, pagando más impuestos, con menor renta disponible, menores prestaciones sociales y con muchos ciudadanos que han perdido sus empleos.
En este escenario, la perdida de empleo es el elemento más negativo, y la adopción de medidas que permitan que los que trabajan sigan teniendo empleo, que los que lo han perdido vuelvan a tenerlo y que los jóvenes demandantes del primer empleo lo consigan, es el objetivo fundamental en el que todos tenemos que implicarnos, y en especial los Gobiernos y los agentes económicos y sociales.
Entre las distintas medidas que se han venido aprobando en los últimos años, algunas de dudosa eficacia para conseguir generar empleo, hay una que tiene especial valor, y es la de promover el empleo mediante agencias de colocación privadas.
Este tema, el de agencias de colocación de carácter privado, ha venido siendo tratado a lo largo del tiempo bajo posiciones excesivamente extremas y hasta podíamos decir ideologizadas. Aquellos que pedían su existencia, lo hacían denostando el papel de los servicios públicos de empleo, argumentando que desde las oficinas púbicas de colocación no se generaba empleo, y reafirmaban su posición dando como dato el escaso nivel de intermediación de empleo que gestionan dichos servicios públicos. Por esta razón demandaban la legalización de las agencias privadas de colocación.
Por el lado contrario, los que se oponían a las agencias privadas de colocación, manifiestan que su existencia iría en detrimento de los servicios públicos de empleo, de la igualdad de oportunidades de todos los trabajadores de cara a la obtención de un empleo, y a mercantilizar un servicio que por su fin social debería ser público.
Estas posiciones, que en algún caso son maximalistas, no tienen lógica en ningún momento, y menos en el actual con una tasa de desempleo en España cercana al 25 %.
El objetivo es tener diversos servicios de colocación, tanto públicos como privados, que sean eficaces en la gestión de empleos, que permitan a los empresarios que quieren contratar tener una información veraz y transparente para que puedan elegir, que los trabajadores que quieren tener empleo, puedan acceder a las distintas ofertas de empleo sin que por ello tengan que pagar, premisa recogida en la OIT sobre servicios de empleo gratuitos para los trabajadores, que es compatible con que los empresarios paguen a las agencias de colocación por que estas les busquen los empleos más adecuados a sus necesidades, y que los trabajadores puedan ser asesorados y formados para mejorar sus posibilidades de contratación y para, también, poder autoemplearse.
Para conseguir este objetivo nadie sobra, y la colaboración y cooperación entre servicios públicos de empleo y agencias privadas de colocación debe ser una constante en su relación.
En este ámbito, el del mantenimiento del empleo y la creación de puestos de trabajo, la economía social tiene una larga tradición. En momentos de bonanza económica las empresas de la economía social han demostrado que crean empleo, dando respuesta a nuevas demandas de actividad económica, pero en los momentos de crisis económica, las figuras de economía social ligadas al autoempleo colectivo, caso de las cooperativas de trabajo asociado y las sociedades laborales, han permitido salvar empleos y generar nuevos empleos.
Políticas acertadas de reconversión de empresas en crisis en los años de la década de 1980, que permitieron evitar el cierre de empresas al quedárselas los trabajadores, son un ejemplo del papel que desempeña la economía social en el ámbito del trabajo asociado.
En esta línea es en la que el estudio que se presenta adquiere una especial importancia, ya que analiza en el momento actual el papel que las empresas de la economía social tiene en el mantenimiento y la generación de empleo, y como la nueva formulación de las agencias privadas de colocación, incluyendo el ámbito de la recolocación, puede favorecer la creación de empleo en empresas de economía social.
Las personas que dirigen este trabajo reúnen características relevantes que hacen que su análisis y conclusiones tengan un valor especial. Los dos son profesores de la Universidad Jaime I de Castellón, expertos en el estudio, desarrollo y puesta en práctica de políticas activas de empleo.
La Dra. María José Mateu Carruana, Profesora de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, y el Dr. Fernando de Vicente Pachés, Profesor de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, en el estudio que contiene esta publicación han aplicado sus conocimientos y experiencias en el ámbito académico y socio laboral para dar forma a este trabajo de investigación, aportando nuevas soluciones al problema del empleo bajo el prisma de la economía social y las agencias privadas de colocación.
Permítanme destacar el papel de la directora y responsable del presente proyecto, la Dra. María José Mateu Carruana, por su experiencia en materia de recolocación de trabajadores excedentes de empresas en crisis. Además de ser profesora de la Universidad Jaume I, ha sido abogada laboralista y Directora de la Unidad Administradora en Sagunto del Fondo de Promoción de Empleo del Sector Siderúrgico Integral. Es importante resalta esté último puesto, ya que el papel de la Dra. María José fue fundamental entre los años 1986 y 1990 para conseguir que los excedentes laborales de Altos Hornos del Mediterráneo fueran recolocados en empresas en la zona de Sagunto.
Los Fondos de Promoción de Empleo fueron una experiencia de agencias privadas de colocación financiadas con recursos púbicos y privados que se crearon al amparo de la Ley de reconversión industrial para atender a los trabajadores excedentes de la reconversión industrial de la siderurgia, la construcción naval y la línea blanca de electrodomésticos, y sobre todo para recolocar a los trabajadores excedentes de las empresas afectadas.
No cabe duda que la aportación de la Dra. María José es importante en este estudio, si además añadimos que dirige la cátedra de economía social de Intercoop de la Universidad Jaume I, al igual que también lo hace el Dr. Fernando de Vicente Pachés, lo que favorece la conexión de conocimiento entre agencias de colocación privadas y la economía social.
Los lectores de este trabajo de investigación encontraran diversas e interesantes propuestas para avanzar en la consecución de paliar el grave problema del desempleo en España, eliminando perjuicios injustificados sobre las agencias privadas de colocación, resaltando la necesaria y oportuna colaboración que tiene que haber entre estas y los servicios públicos de empleo para mejorar la intermediación en el mercado de trabajo, que lo haga más transparente, ágil y eficaz, y dando valor a las actividades emprendedoras que favorezcan la creación de autoempleo mediante empresas de economía social.

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información