Logotipo librería Marcial Pons
Ciencia, progreso y civilización en la era de la globalidad

Ciencia, progreso y civilización en la era de la globalidad
2ª edicion con Apéndice: salir de la crisis del coronavirus y aprovechar la revolución tecnocientífica

Papel: Rústica
34,00 € 32,30 €
Stock en librería. Envío en 24/48 horas

Resumen

Tenemos que salir de la crisis global agravada por la crisis del coronavirus, superar la crisis climática, aprovechar la revolución tecnocientífica en beneficio de las personas y extender el desarrollo desde abajo y desde adentro que toma la opción de las mayorías, con acceso a los bienes públicos globales.
Antonio Vereda del Abril, nos dice, que tenemos que hacer cambios profundos, y si no nos los harán, y recomienda siete propuestas, porque considera posible: salir de la crisis global con la Unión Europea y desde adentro de España y superar la crisis climática; crear la economía del conocimiento con el Estado emprendedor; construir redes e infraestructuras para un nuevo sistema global como: el ITM-intermodal de Europlataforma; crear un fondo para invertir €500.000 millones en diez años, sin crear déficit público; que la alta política en Europa tome el control de las finanzas, reforzar la Unión Europea y construir el espacio común de Iberoamérica; pasar de la globalización a la gobernanza global del emergente mundo multipolar, y sobre todo, invertir en personas, invertir en ciencia, producir conocimiento, apoyar a los emprendedores y aumentar la productividad.
Los científicos, ingenieros y creadores culturales son los artesanos de la era de la globalidad, que hacen posible que funcione el mundo sin dioses ni mitos. Estos nuevos exploradores, investigadores y descubridores han elaborado una nueva cosmovisión: un solo mundo de una única especie humana comunicada. Por lo que necesitamos del nosotros global con espiritualidad laica (ética, solidaridad, sostenibilidad) para hacer la cultura de la globalidad, el sistema global y la sociedad global en la que se expresará la civilización global.
Vivimos tiempos prodigiosos en los que es posible la exploración del cosmos, el desarrollo sostenible, alta productividad, digitalización, innovaciones, emprendimientos, inteligencia artificial, robótica, nuevos materiales que están dando un nuevo sentido al trabajo y a nuestra forma de vivir. Tiempos en los que es posible el progreso sustentado en el conocimiento y resolver necesidades existenciales, como: agua limpia y aire no contaminado, alimentos sanos, energía limpia e ilimitada, limpios los ríos y las ciudades, campos y espacios naturales, redes e infraestructuras, internet, internet de las cosas y común global.
La ciencia nos ha abierto el futuro. Las tecnologías exponenciales nos permiten la mayor conexión de nuestras mentes entre sí, con el mundo y con la memoria d nuestra especie. Estamos aumentando exponencialmente la inteligencia no biológica y las personas con capacidades aumentadas, por la evolución dirigida, convivirán con las inteligencias artificiales.
Los humanos hemos adquirido grandes capacidades de creación de de destrucción, depende de nosotros, del nosotros global, que tengamos un futuro lleno de vida o que solo sea materia.
Hoy, cuando las revoluciones ya no vienen de la política, lo económico o social, sino que las revoluciones ya han venido de la ciencia, de la técnica y la cultura. El autor manifiesta, estar convencido, que son más necesarias que nunca “las utopías posibles del nosotros global, de la civilización tecnocientífica y otro mundo desde abajo y desde adentro”.

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información