Logotipo librería Marcial Pons
Pascal, Kierkegaard, Buber

Pascal, Kierkegaard, Buber
Un nuevo modo de filosofar: la relación como fundamento de la existencia

  • ISBN: 9788415809043
  • Editorial: Instituto Emmanuel Mounier
  • Lugar de la edición: Madrid. España
  • Colección: Persona
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 24 cm
  • Nº Pág.: 144
  • Idiomas: Español

Papel: Rústica
12,00 €
Sin Stock. Envío en 7/10 días.

Resumen

Pascal, Kierkegaard, Buber. Un nuevo modo de filosofar: la relación como fundamento de la existencia es un escrito que no se propone la tarea ambiciosa de ser un estudio completo o monográfico, sino un acercamiento al pensamiento de estos filósofos partiendo de un fundamento antropológico: la idea de relación como un nuevo modo de comprender la existencia del hombre como un ser en el tiempo. Partiendo de la filosofía de Blaise Pascal, y siguiendo con un análisis del pensamiento de Martin Buber que gira alrededor de la obra Yo y Tú, el eje central del presente escrito es la filosofía de Søren Kierkegaard, ya que es el primer filósofo que tiene un planteamiento antropológico fundamentado en la idea de relación, idea que inspirará en especial a los personalistas del siglo XX.

¿Por qué Pascal, Kierkegaard y Buber? Porque encontrar una unidad de ideas entre un cristiano que va contra el clericalismo, un protestante que critica el protestantismo y la cristiandad y un judío que más bien místico e interesado por todas las religiones, se nos presenta como un reto, ya que lo que tienen en común los tres filósofos es la capacidad de entender que el hombre no se basta a sí mismo, que necesita un sustento, un fundamento de su existencia; que el hombre necesita de la libertad, del amor y de Dios, y no dogmas o leyes abstractas, sino de amor, de pasión y de fe.

Ellos se atrevieron a ir más allá de lo convencional, más allá, inclusive, del contexto religioso en cual se formaron para romper esquemas, para destrozar falsos ídolos y para transmitir al hombre que su único sustento en esta existencia no es un deber abstracto, no es una ley sin sentido, sino el amor y la fe que lo sostiene. Además de la actualidad de su escritura, lo que une a los tres es una tremenda lucidez en cuanto a la condición humana. Por otro lado, cabe mencionar que Pascal y Kierkegaard se preocuparon por devolver al cristianismo su autenticidad, ya que los dos filósofos nos invitan a una reflexión en cuanto a nuestra relación con Dios, relación que hoy día es precaria y sufre de una tremenda imposición de autoridad. Buber, como filosofo judío, rebasa cualquier ley y nos llama al encuentro con un Dios presente en el tú, en el rostro del otro. Lo interesante es que a pesar de que los tres filósofos vienen de tradiciones y épocas diferentes, cada uno con una formación intelectual diferente (Pascal –un autodidacta que se educa con la Biblia y los escritos de San Agustín o de Montaigne; Kierkegaard se educa en la «escuela» de Hegel; y Buber quien se forma en el espíritu del Hasidismo y del Judaismo) tienen un interés común: comprender la naturaleza humana en relación con lo divino, una relación posible sólo en el momento en el cual el hombre acepta la limitación de su condición, de su razonamiento, y se entrega, sin dudas, a la fe, al encuentro y al amor.

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información