Logotipo librería Marcial Pons
El resarcimiento de los perjuicios personales causados por la muerte en el nuevo baremo de tráfico

El resarcimiento de los perjuicios personales causados por la muerte en el nuevo baremo de tráfico
Ley 35/2015, de 22 de septiembre

  • ISBN: 9788490900970
  • Editorial: Editorial Bosch
  • Lugar de la edición: Barcelona. España
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 21 cm
  • Nº Pág.: 317
  • Idiomas: Español

Papel: Rústica
49,92 €
Stock en librerías. Envío en 24/48 horas

Resumen

El nuevo Baremo de Tráfico (aprobado por Ley de 22 de septiembre de 2015, con entrada en vigor en 1 de enero de 2016), ofrece un conjunto muy importante de novedades en relación con el Baremo que, implantado en 1995, ahora se deroga. Tales novedades se contraen en una serie de disposiciones generales que constituyen una sensible mejora técnica en relación con el texto precedente, siguiendo después una nueva regulación del tratamiento resarcitorio que, de modo diferenciado, se proporciona a los perjuicios personales y a los patrimoniales, en los casos de muerte, secuelas y lesiones temporales.

La presente obra se circunscribe al estudio del resarcimiento de los perjuicios personales causados por la muerte. Las líneas maestras de la nueva regulación radican, en primer lugar, en diferenciar los tres niveles de la individualización perjudicial (y, por tanto, resarcitoria) mediante la separación de los perjuicios básicos, de los perjuicios particulares y de los perjuicios excepcionales; en segundo lugar, en llevar a sus últimas consecuencias la doctrina del perjuicio propio de los familiares del fallecido, con inclusión de sus allegados, estableciéndose una serie de categorías de perjudicados, cuyo resarcimiento es compatible, al eliminarse la asignación de indemnizaciones por grupos consecutivos excluyentes; y, en tercer lugar, se consagra legalmente el principio de la doble presunción, determinante de que se presuma que quienes figuran catalogados como perjudicados vean reconocida su condición perjudicial, salvo prueba en contrario; y que quienes no están catalogados no gocen de la condición perjudicial, pero igualmente salvo prueba en contrario.

El objeto de este estudio es el tratamiento resarcitorio que el nuevo Baremo brinda a los perjuicios personales causados por la muerte. Ofrece un análisis de las novedades introducidas en este ámbito por el nuevo baremo, confrontándolas con el anterior baremo resarcitorio. Todo ello con un enfoque crítico que trata de poner en valor las mejoras introducidas y los aspectos que muy probablemente deberán ser objeto de mejoras en el futuro.

Se analizan cambios tan relevantes como:

Las indemnizaciones por fallecimiento incrementan un 50% su cuantía y las de los lesionados un 12,8%.
Las indemnizaciones de lucro cesante tendrán en cuenta por primera vez las tareas del hogar y la capacidad de trabajo futura de estudiantes y menores.
Se trata de una regulación que está llamada a proporcionar una justicia resarcitoria mayor que la proporcionada por el Baremo derogado.

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información