Logotipo librería Marcial Pons
El fuego griego

El fuego griego
Memoria del El Greco en Castilla-La Mancha

  • ISBN: 9788494081156
  • Editorial: Editorial Cuarto Centenario
  • Lugar de la edición: Toledo. España
  • Encuadernación: Cartoné
  • Medidas: 30 cm
  • Nº Pág.: 224
  • Idiomas: Español

Papel: Cartoné
40,00 €
Sin Stock. Envío en 7/10 días.

Resumen

Artistas, eruditos y curiosos han venido a nuestra Comunidad Autónoma desde hace más de un siglo, interesados por sus ciudades y pueblos, por la singularidad de los tejidos urbanos, por los rincones señeros, conventos, iglesias y catedrales: Toledo, Sigüenza, Cuenca… que ocupan un lugar propio en el panorama artístico español y europeo. También recorrieron Castilla-La Mancha seducidos por sus paisajes, de acusadas reminiscencias literarias e históricas. Y hubo pintores: Beruete, Sorolla, Palencia, Enrique Vera, Úbeda, que los recrearon y dignificaron al amparo de El Greco.

Muchos de estos viajeros se afanaron también por conocer y sentir los lugares por donde el cretense vivió y transitó en Toledo, a la búsqueda de sus fuentes de inspiración, de la mentalidad e idiosincrasia de sus clientes y amigos, de sus obras señeras; obras que, desde la rehabilitación del pintor, se han convertido en una imagen de marca de la ciudad y de Castilla-La Mancha entera. Rehabilitación en la que jugaron un papel sustancial toledanos ilustres: Francisco de Borja San Román, Angel Vegue, Ramón Urabayen o Antonio Sierra.

Y la aparición de nuevas obras de El Greco en las primeras décadas del siglo XX, en Almadrones, Cuerva, Daimiel, Huete, Las Pedroñeras, Malagón o Sigüenza, que se unieron a las ya conocidas de Illescas y Orgaz, reveló que la procedencia geográfica de los clientes del candiota era más amplia de lo que se pensaba tradicionalmente, alcanzaba a todas las provincias que hoy forman Castilla-La Mancha; cuadros de devoción en su mayoría, de expresión apasionada y tratamiento plástico libre, que demuestran que el fuego griego se extendió por los campos de greda y almagra, poblaciones de romántica silueta y llanuras esmeraldas, mesetas y serranías, las tierras de Castilla-La Mancha a las que también alcanzó su memoria.

Fotografías: David Blázquez.

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información