Logotipo librería Marcial Pons
Viaje a la Grecia clásica

Viaje a la Grecia clásica
Del monte Athos a Termópilas

  • ISBN: 9788418089855
  • Editorial: Editorial Almuzara
  • Lugar de la edición: Cordoba. España
  • Colección: Sotavento
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 21 cm
  • Nº Pág.: 400
  • Idiomas: Español

Papel: Rústica
21,95 €
Stock en librerías. Envío en 24/48 horas

Resumen

En la primavera de 480 a. C., el rey persa Jerjes encabezaba el mayor ejército terrestre jamás reunido hasta entonces. Acababa de cruzar el Helesponto y, una vez en Europa, se disponía a recorrer las regiones de Tracia y Macedonia con el apoyo de su impresionante flota. Jerjes pretendía vengar las afrentas que los atenienses infligieron a su padre, el rey Darío, y además deseaba incorporar los territorios griegos a su inmenso imperio asiático. Pronto llegaría a Esparta la noticia de que la flota de Jerjes había atravesado el istmo de Athos, al norte de Grecia, mediante la excavación de un canal de 2 kilómetros de longitud. Semejante exhibición de fuerza hizo que el rey espartano Leónidas decidiera entregar su vida y la de su guardia personal para retener al ejército invasor en el paso de las Termópilas, la puerta natural de entrada a Grecia central.
En este libro, tal y como hizo en Tras las huellas de Heródoto (Almuzara, 2015) tras su periplo por Asia Menor, Antonio Penadés sigue el itinerario del ejército de Jerjes y narra de un modo vivaz su paso por Alexandrópolis, Dorisco, Abdera, Kavala, isla de Tasos, Filipos, Drama, Anfípolis, Estagira, canal de Jerjes, Ouranópolis, Olinto, Potidea, Casandra, Tesalónica, Pella, Goumenissa, Idomeni, Edessa, Naoussa, Vergina, Díon y monte Olimpo. Un viaje en solitario que alcanza momentos muy intensos, sobre todo en la frontera de Idomeni y en el monasterio de Iviron, en la península teocrática de Athos, donde los monjes ortodoxos viven igual que en plena época bizantina.
El recorrido culmina en las Termópilas, donde se dio uno de los pasajes más épicos de la historia de Occidente. Allí finaliza esta inmersión en la Antigüedad griega, inmejorable vía para intentar acceder a la condición humana, y se dibuja el marcado contraste entre la vanidad del rey persa Jerjes y el orgullo del espartano Leónidas.

Prologo de Pedro Olalla

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información