Logotipo librería Marcial Pons
La fundación del Hospital de San José y Santa Adela

La fundación del Hospital de San José y Santa Adela
1890-1918

  • ISBN: 9788491488668
  • Editorial: Editorial Dykinson
  • Lugar de la edición: Madrid. España
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 28 cm
  • Nº Pág.: 323
  • Idiomas: Español

Papel: Rústica
29,00 €
Stock en librerías. Envío en 24/48 horas

Resumen

Un relato ofrecido al autor de una supuesta impugnación de los testamentos de la fundadora de un gran hospital de Madrid, impugnación que podría haber conducido a que se malograra esta fundación, despertó su interés en dilucidar las circunstancias de esta excepcional situación, que llegó incluso hasta el conocimiento de la Reina Victoria Eugenia. Iniciada una investigación en este sentido fue posible encontrar una amplísima y valiosa documentación que permitió conocer muy variadas circunstancias de esta fundación y su evolución y futuros avatares. Esta valiosa, y amena, documentación se recoge, en extracto, en los Apéndices de la obra.
En las postrimerías del siglo XIX se produce en Madrid la fundación de un Hospital en un tiempo y en unas circunstancias sanitarias que lo justifican como las frecuentes infecciones, contagios y epidemias que proliferan en un ambiente carente de higiene y aún de saneamientos.
Doña Adela Balboa y Gómez (1843-1891), acaudalada señorita de Madrid funda con sus bienes en un último Testamento del año 1890 y con una inusitada esplendidez, una Casa de Salud Hospital para enfermedades contagiosas o variolosas en que se admitan criados y criadas de servir de esta Corte. Sus cuantiosos bienes proceden de su familia biológica, su padre había sido un alto funcionario del Ministerio de Hacienda que falleció prematuramente y dio lugar a que su madre contrajera nuevo matrimonio con un también alto funcionario, D. José de Ibarra, abogado de relevante personalidad y al servicio de la Casa Real, quien legó también todos sus bienes a su hija política Adela Balboa.
Estos bienes de la fundadora, bien documentados, llegaron a la cuantía de algo más de 2.000.000 de pesetas de las que destinó, espléndidamente como decimos, también algo más de 1.600.000 a la fundación del Hospital. Esta cuantía en pesetas de 1890 supondría hoy un inmenso capital cuyo alcance se intenta conocer en el texto. En su administración fue de relevante protagonismo su médico y albacea testamentario D. Eduardo del Castillo.
En 1893, se produce la compra de un terreno para la construcción del hospital que se construye entre 1893 y1911 bajo la dirección del arquitecto D. José Marañón y su discípulo Zavala. Doña Adela había también ordenado la construcción de una capilla en el recinto hospitalario. En el periodo de su construcción se produjo una carencia de fondos que detuvieron las obras, reanudadas después por un Patronato, creado en 1895, carencia que se repitió después de la terminación de las obras que tuvo que ser subsanada por la Casa Real para permitir la apertura del Hospital.
Nuevas dificultades económicas motivaron que el Patronato de la Fundación cediese sus derechos a la Cruz Roja Española en 1918, necesitada ésta de camas para acoger a los heridos procedentes de la Guerra de Marruecos.
Debe destacarse en la evolución del Hospital la existencia de una serie de reclamaciones, recursos e impugnaciones de distintos orígenes que, alrededor del año 1919 y otras anteriores, judicializaron notablemente esta evolución, si bien debe adelantarse que con sentencias siempre favorables al Hospital.
Y el cumplimiento de las disposiciones de Doña Adela se terminó de concretar en la creación y notable desarrollo de una Escuela, primero de Damas Enfermeras y después de Enfermeras Profesionales.
Un Epilogo concluye con un estudio del origen de los diversos edificios que conforman el actual complejo urbanístico del Hospital Central de la Cruz Roja.

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información