Logotipo librería Marcial Pons
El seguro de dependencia

El seguro de dependencia

  • ISBN: 9788498363913
  • Editorial: Editorial Comares
  • Lugar de la edición: Granada. España
  • Colección: Estudios de Derecho Mercantil
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 24 cm
  • Nº Pág.: 288
  • Idiomas: Español

Papel: Rústica
30,00 €
Stock en librería. Envío en 24/48 horas

Resumen

La Exposición de Motivos de la Ley 36/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia establece ya en los primeros compases el reto, ambicioso y colosal, que pretende asumir la Ley, a saber, atender las necesidades de aquellas personas que, por encontrarse en situación de especial vulnerabilidad, requieren apoyos para desarrollar las actividades esenciales de la vida diaria, alcanzar una mayor autonomía personal y poder ejercer plenamente sus derechos de ciudadanía. La autonomía se erige, en suma, en presupuesto básico no de la dependencia, sino de toda actividad y actuación de la persona. Pues autonomía personal es todo el haz o conjunto de habilidades que permite al ser humano desenvolverse y desarrollarse como persona, interactuar en todo y con todo aquello que le rodea. Y para suplir las necesidades que esta pérdida de autonomía genera en la vida y dignidad de la persona se ofrece como respuesta un derecho básico a ser titular de las prestaciones de dependencia. Cuestión distinta es el modo y la plasmación práctica de tales retos, vertiginosos y cuantiosos si se quieren asumir y dar solución de un modo satisfactorio y decoroso. El diseño de la acción protectora o tuitiva que realiza la Ley es clara, preeminencia total por las prestaciones asistenciales y, en su defecto, y de modo subsidiario, y sólo subsidiariamente que no alternativa o sustitutivamente, prestación económica. No obstante la realidad dictará finalmente su veredicto, y mucho nos tememos que éste consistirá al menos en los primeros compases de andadura de la norma, en una preeminencia por las prestaciones económicas, tanto públicas como sobre todo por parte de las entidades de seguros que cubran este riesgo. De hecho las primeras pólizas que empiezan a comercializarse recogen entre sus prestaciones únicamente las económicas a modo de renta vitalicia abonándose en aquellos casos de gran dependencia un pago único que quintuplica de

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información