Logotipo librería Marcial Pons
El legado de al-Ándalus

El legado de al-Ándalus
las antigüedades árabes en los dibujos de la Academia

Papel: Cartoné
25,00 €
Sin Stock. Envío en 7/10 días.

Resumen

Entre el rico y variado fondo artístico que la Academia ha ido atesorando desde su fundación en el siglo XVIII, sus colecciones de dibujos de arquitectura constituyen un conjunto de extraordinario interés. Los dibujos que conforman la exposición El legado de al-Ándalus son el fruto de dos grandes proyectos que ponen de manifiesto una de las finalidades prioritarias asumidas por la Academia desde sus orígenes: la preservación del patrimonio histórico-artístico y su divulgación como un motivo de gloria y orgullo para el país.

Pocos años después de crearse la Academia (1752), ante la noticia del deterioro de las pinturas existentes en la Alhambra, la corporación se movilizó para evitar la pérdida de esos bienes de gran valor histórico, procurando que las pinturas fueran copiadas por un artista local, Diego Sánchez Sarabia. Pronto el interés se extendió a todo el conjunto de la Alhambra, abordándose su documentación desde aspectos distintos como el arquitectónico, el ornamental y el histórico, e interesándose de un modo especial por las inscripciones que forman parte de la decoración y que se pensaba podían ser fuente para ilustrar la historia del monumento. Por primera vez se acometía la documentación y estudio de unos bienes patrimoniales con la única finalidad de dejar testimonio de ellos ante el peligro de su posible desaparición.

Otro hecho a resaltar es que frente al interés generalizado en aquellos momentos en toda Europa por las antigüedades clásicas, griegas y romanas, y que estaba dando origen al nacimiento de los estudios arqueológicos, en España se presta atención por vez primera a las antigüedades de origen islámico en una acción que puede considerarse pionera en el continente y con la que se sientan las bases de los estudios árabes.

Para la realización de este empeño la Academia recurrió inicialmente a artistas residentes en Granada, aunque después, deseando subsanar ciertas deficiencias detectadas en algunos de los dibujos, recurrió a los mejores profesionales formados en su seno. Las figuras de José de Hermosilla, Juan de Villanueva y Juan Pedro Arnal, ligadas por derecho propio a la mejor arquitectura que se construye en España en ese momento, serán las responsables de llevar a cabo esta misión en una labor íntimamente vinculada con el espíritu ilustrado, adaptado a la realidad histórica y artística del país.

Catálogo de la Exposición.

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información