Logotipo librería Marcial Pons
Cleopatra

Cleopatra
una nueva mirada a la deslumbrante vida de la reina que sedujo al Mundo Antiguo

  • ISBN: 9788423345304
  • Editorial: Ediciones Destino
  • Lugar de la edición: Barcelona. España
  • Colección: Imago Mundi
  • Encuadernación: Cartoné
  • Medidas: 23 cm
  • Nº Pág.: 419
  • Idiomas:

Papel: Cartoné
22,50 €
Sin Stock. Envío en 7/10 días.

Resumen

Cleopatra, la última reina de Egipto, es una de las mujeres más misteriosas de la historia. La leyenda (y Hollywood) la han retratado como una sirena seductora, olvidando que, por encima de todo, Cleopatra fue una astuta estratega y una negociadora ingeniosa, una estadista capaz de dirigir una flota, de suprimir una revuelta popular, de poner coto a una grave crisis económica y de combatir la hambruna de su pueblo. La prestigiosa ensayista Stacy Schiff ha recuperado las fuentes clásicas y ha separado los hechos de la ficción para rescatar a la carismática reina cuya muerte instauró un nuevo orden mundial una generación antes del nacimiento de Cristo. Rica en detalle, de alcance épico, la obra de la ganadora de un Premio Pulitzer es una luminosa y original reconstrucción de una vida deslumbrante.

La verdadera vocación de Cleopatra fue el poder, que abrazó por primera vez a los dieciocho años, cuando se convirtió, junto a su hermano de diez, en la dirigente del imperio egipcio. Se casó dos veces, con dos de sus hermanos, como era tradición en la familia imperial. Emprendió una brutal guerra civil contra el primero cuando eran adolescentes y envenenó al segundo. Al final también se deshizo de una hermana ambiciosa: el incesto y el asesinato eran las especialidades de la familia. Pero, en realidad, sólo hubo dos hombres importantes en su vida, Julio César y Marco Antonio, dos de los romanos más preeminentes de la época. Cleopatra forma parte del imaginario colectivo de la cultura popular. Famosa mucho antes de ser conocida, la gran reina de Egipto ha penetrado en la historia por las razones equivocadas. William Shakespeare y Bernard Shaw pusieron palabras en su boca, Michelangelo, Tiepolo y Elizabeth Taylor le dieron un rostro. Sin embargo, por el camino, su múltiple personalidad ha quedado desdibujada.

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información