Logotipo librería Marcial Pons
Después del día 10

Después del día 10
la Cordillera de los Andes me enseñó a vivir

  • ISBN: 9788493521264
  • Editorial: Alienta Editorial
  • Lugar de la edición: Barcelona. España
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 24 cm
  • Nº Pág.: 153
  • Idiomas: Español

Papel: Rústica
12,00 €
Agotado/Descatalogado. Puede solicitar búsqueda.

Servicio de búsqueda de libros

Este libro está agotado o descatalogado por la editorial. Si lo desea podemos buscar esta obra en librerías de saldo y ocasión.

Sí, por favor búsquenme este libro

Resumen

Carlitos Páez ofrece una mirada distinta, conmovedoramente personal, sobre un hecho trágico del cual se ha escrito mucho aunque sin que aparecieran claramente dibujados los seres humanos que lo protagonizaron. En este libro el lector tiene, desde el comienzo mismo, la seguridad de que se acerca a las opiniones y a los comentarios de un ser concreto de carne y hueso, un hombre que muestra el valor de confesar sin eufemismos las distintas cordilleras que, más allá de la andina, debió enfrentar en su vida. Pocas veces tan claramente como en esta, es posible entrar en los rincones psicológicos menos conocidos de alguien que, contra su voluntad, se transformó en una figura pública conocida por la mayoría de los habitantes de su país y del extranjero. El valor de la actitud de Páez sorprende por lo infrecuente. De ahí que llame la atención, en primer término, su sinceridad y la claridad con la que habla de los hechos más traumáticos ocurridos en la cordillera y fuera de ella. Y, en segundo lugar, lo que golpea fuertemente es la implacable mirada que aplica sobre sí mismo y sobre los caminos que siguió después de que se reintegró a la vida normal, a eso que puede llamarse la civilización. Ser un sobreviviente de una tragedia semejante, a pesar del privilegio que supone continuar con vida -o quizás por eso mismo- no es una tarea fácil. Atrás quedaron los muertos y las interminables decenas de días vividos en medio de la nada, del frío, del hambre y de la sed. Sin embargo, Páez se las ha ingeniado para levantarse sobre las dificultades nacidas en su pasado -y aun en su presente- tanto como para construir un discurso esperanzado a partir de un único y decisivo elemento: la exposición de su verdad al margen de cualquier clase de convencionalismos y de las palabras diplomáticas que suelen usar los expertos en evitar las situaciones comprometidas. A ningún tema le saca el cuerpo, frente a ninguna pregunta elude la respuesta, a ninguno de los hechos los enfrenta con ánimo de cont

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información